La asistente virtual clínica de Tucuvi, Lola, se ha implementado en las Unidades de Hospitalización a Domicilio (UHAD) tanto del Hospital Universitario de Torrejón (Madrid) como del Hospital Universitario de Vinalopó (Alicante). 

En el último webinar del ciclo Experiencias en telemedicina 2022, organizado por la Sociedad Española de Hospitalización a Domicilio, el Dr. Manuel Mirón (jefe del servicio de HAD del Hospital de Torrejón) y el Dr. Maikel Ayo (jefe del servicio de HAD del Hospital de Vinalopó) compartieron cómo introdujeron a Lola en sus respectivas unidades, como una herramienta de apoyo en su trabajo diario. 

 

Experiencias: Asistente virtual de voz como apoyo a las Unidades de Hospitalización a Domicilio | Proyecto Tucuvi.

 

Implementación de la asistente virtual en la UHAD del Hospital de Torrejón: seguimiento a pacientes con COVID.

Justo antes de la pandemia, la Unidad de Hospitalización a Domicilio del Hospital de Torrejón estaba formada por 3 médicos y 5 enfermeras, y contaba con 35 camas para atender diariamente a domicilio. Durante la primera ola de COVID, el volumen de pacientes atendidos aumento en un 200%, y la plantilla de personal se tuvo que triplicar para poder asistir a toda esta población.

Sin embargo, durante la segunda ola, Lola se introdujo en la unidad para realizar llamadas de seguimiento a pacientes con COVID.  A la hora de implementar la herramienta, el proyecto contó con diferentes fases. El primer paso fue presentar la herramienta a Dirección y al equipo asistencial, junto con una valoración de los recursos necesarios. La siguiente fase fue la adaptación del protocolo, en la cual los profesionales personalizaron cómo sería el seguimiento de síntomas, definieron las alertas y establecieron la periodicidad de las llamadas. A continuación, hicieron una sesión formativa sobre el uso de la plataforma de Tucuvi, y comenzaron a usar el asistente virtual. A lo largo del proyecto se han incorporado algunas mejoras técnicas y se ha adaptado la plataforma a las necesidades de los profesionales, para ayudarles a brindar la mejor atención posible a los pacientes. 

 

El principal reto que los profesionales encontraron, y es algo que suele ocurrir siempre que se habla de Inteligencia Artificial Conversacional en el ámbito sanitario, fue la preocupación por deshumanizar la atención. La clave para evitar esto, que es justo lo que acordó el equipo de la unidad, es que que las llamadas de Lola no sustituyen la actividad clínica, sino que sirven para complementarla. Se trata de un apoyo para poder llegar a más pacientes con mayor rapidez y discernir dónde es más prioritario y urgente que los profesionales dediquen su tiempo. Así, el objetivo establecido era utilizar la herramienta para planificar mejor la asistencia, optimizar el tiempo del equipo y priorizar a aquellos pacientes con situaciones de mayor gravedad, mientras saben que todos los pacientes han sido monitorizados.

Así, las llamadas de seguimiento con Lola se realizaban a primera hora de la mañana, para conocer diariamente el estado de salud de todos los pacientes. Cuando alguna constante o parámetro se salía del rango considerado como estable, Lola mandaba la alerta al equipo clínico, sirviendo de apoyo en la planificación de la actividad asistencial. 

“Nos permitía planificar la actividad asistencial y priorizar a aquellos pacientes que se encontraban peor.”. 

Dr. Manuel Mirón

Para analizar los resultados del proyecto, se realizó un estudio comparativo entre el seguimiento con Tucuvi (241 pacientes de la segunda ola) y un seguimiento no presencial estándar (SNPE) realizado a 348 pacientes de la primera ola. En comparación con el SNPE, los pacientes incluidos en el programa de seguimiento con Tucuvi han reducido sus visitas a Urgencias en un 55%, y se han evitado un 62% de los ingresos hospitalarios. Además, la monitorización con Lola se asoció a menor estancia hospitalaria, ya que el tiempo medio en planta disminuyó de 6.7 días (SNPE) a 5.2 (Tucuvi), es decir, un 22% menos. Finalmente, también se redujeron los reingresos a los 30 días en un 55%.  

 

Implementación de la asistente virtual en la UHAD del Hospital de Vinalopó: seguimiento a pacientes en cuidados paliativos.

Por otra parte, en la UHAD del Hospital de Vinalopó, Lola se está empleando para hacer un seguimiento a pacientes paliativos. Esta unidad consta de 5 facultativos, 7 enfermeros, una enfermera gestora de casos y una psicóloga, y el 32% de los ingresos corresponden a pacientes en cuidados paliativos avanzados.

Se trata de un perfil de paciente muy complejo, que requiere un seguimiento continuo. La red de cuidados que estos pacientes reciben está formada por tres elementos conectados entre sí: la propia UHAD, una Unidad de Cuidados Paliativos Intrahospitalarios, y un Programa de Seguimiento al Paciente Paliativo (PSPP). La asistente virtual de Tucuvi se ha implementado dentro de este programa, que se realiza a través de la enfermera gestora de casos.

Los pacientes llegan a esta UHAD a través del ámbito intrahospitalario, de las residencias y de los centros de salud, y son valorados para entrar en el programa de seguimiento. Cuando el paciente es ingresado en la unidad, el equipo clínico le explica los dos agentes que intervienen en el seguimiento: la enfermera gestora de casos y Lola, esta última siempre respaldada por los facultativos.

“Las inquietudes que existían inicialmente por parte del paciente, al tratarse de un ambiente tan delicado como los cuidados paliativos, han desaparecido totalmente. La acogida ha sido fenomenal. 

Para nosotros, desde el punto de vista organizativo y asistencial, ha supuesto un antes y un después a la hora de dar una respuesta más rápida y eficaz a nuestros pacientes”. 

Dr. Maikel Ayo. 

Para optimizar al máximo el tiempo de los profesionales, la dinámica de funcionamiento que han establecido en la unidad es la siguiente: todas las llamadas realizadas por Lola se hacen a primera hora, de forma que la enfermera gestora tiene toda la información necesaria para priorizar y planificar las visitas a los domicilio de ese día.

El Dr. Ayo explicó que entre los objetivos principales del seguimiento se encuentra priorizar el domicilio frente al hospital como lugar terapéutico, aumentar la continuidad asistencial y obtener información periódica en tiempo real sobre cualquier signo de alarma.


En cuanto a los resultados obtenidos,
los pacientes monitorizados con Tucuvi han reducido sus visitas a Urgencias y a Centros de Salud en un 20% y 25%, respectivamente. Además, gracias al seguimiento con Lola, el personal de enfermería ha necesitado realizar un 70% menos de llamadas a los pacientes, pudiendo priorizar su tiempo para dar una mejor cobertura sanitaria a los enfermos más urgentes.

 

Conclusiones finales

Las principales conclusiones de los profesionales sanitarios de estas UHAD es que el seguimiento con Tucuvi les ha permitido planificar mejor su día a día, optimizar su trabajo y ahorrar tiempo en las consultas. Además, sienten  que han tomado mejores decisiones sobre los pacientes, ya que estaban monitorizados de forma continua y eso les permitía actuar con antelación para evitar descompensaciones.

En cuanto a la opinión de los pacientes que reciben las llamadas con Lola, el grado de satisfacción global en las dos Unidades es de 4.7 sobre 5. Los pacientes han manifestado sentirse más tranquilos y acompañados, y han percibido una buena coordinación entre el equipo clínico y Lola, así como una mayor rapidez en la asistencia recibida. 

 

Desde Tucuvi queremos agradecer al Dr. Mirón y al Dr. Ayo por compartir su experiencia, así como a la Sociedad Española de Hospitalización a Domicilio por organizar este webinar. Supone una gran oportunidad de visibilizar el impacto que la tecnología conversacional está teniendo en pacientes y equipos clínicos. 

Seguimos trabajando para hacer la atención sanitaria más eficiente y que todos los pacientes tengan un seguimiento continuo en su hogar, ayudando a los profesionales sanitarios a escalar su capacidad de cuidar.