Durante los últimos meses, el equipo de Tucuvi ha trabajado duro para integrar toda su infraestructura de datos con el estándar HL7/FHIR. Ha sido un proceso de aprendizaje en el que hemos tenido la oportunidad de indagar en la forma en la que se estructuran nuestros datos y cómo podemos facilitar la interoperabilidad con nuestros clientes.

Pero, ¿qué es exactamente FHIR, cómo surgió y, lo que es más importante, por qué consideramos que su adopción es un paso fundamental para nosotros?

 

Estandarizar los datos sanitarios

Cualquiera que haya tratado con datos médicos sabe que la estandarización no está tan extendida o consolidada como nos gustaría. Las razones son muchas, pero básicamente se reducen al hecho de que, cuando se trata de datos médicos, construir un buen estándar que funcione para todos es un problema extremadamente difícil de resolver.

Pero, en primer lugar, ¿por qué querríamos estandarizar los datos sanitarios? En pocas palabras, a medida que la asistencia sanitaria se digitaliza más y más, y las soluciones de EHR se generalizan, las partes interesadas exigen más funcionalidad de sus datos, especialmente en términos de interoperabilidad entre los diferentes sistemas sanitarios. Por ello, el desarrollo de un buen estándar de datos clínicos se ha convertido en un objetivo fundamental.

A lo largo de las últimas décadas se han hecho muchos intentos para lograr este objetivo, y Health Level Seven (HL7), una organización de desarrollo de estándares sin ánimo de lucro con sede en Norteamérica, ha estado en el centro de algunos de los más importantes y con mayor impacto de todos ellos. Los más conocidos son la muy extendida Versión 2 (V2) y el estándar Clinical Document Architecture (CDA). Estos estándares, aunque fueron extremadamente potentes para su época y todavía son ampliamente utilizados hoy en día, se están volviendo incapaces de seguir las demandas del diseño de aplicaciones modernas en términos de usabilidad e interoperabilidad. Es importante tener en cuenta que V2 nació en 1989 y la primera implementación de CDA data de 1996.

 

El origen de FHIR

Para responder a la demanda de un nuevo estándar modernizado, en 2011 HL7 publicó su estándar Fast Healthcare Interoperability Resources, más conocido como FHIR. Para entender qué aporta exactamente FHIR, basta con fijarse en su nombre y desglosarlo:

  • Fast: FHIR es rápido en términos de adoptabilidad, ya que se ha diseñado desde el principio para que sea fácil de aprender e implementar. De hecho, el primer punto del manifiesto de diseño de FHIR es que se centre en los implementadores.
  • Healthcare: está diseñado específicamente para describir y manejar datos sanitarios.
  • Interoperability: el núcleo de la filosofía de diseño de FHIR es la optimización del intercambio y la integración de datos sanitarios entre distintos sistemas.
  • Resources: FHIR describe todos los diferentes tipos de datos sanitarios y administrativos (pacientes, profesionales, citas, etc.) como recursos totalmente definidos y estructurados.

El resultado de estos principios de diseño es un estándar que proporciona un modelo de datos robusto, con una API RESTful, que se completa con un conjunto completo de herramientas de código abierto que hacen que la implementación y las pruebas de las aplicaciones FHIR sean muy fáciles. En pocas palabras, FHIR está basado en todos los conocimientos y la experiencia adquiridos con los estándares HL7 anteriores y los actualiza con los últimos estándares web.

Desde su lanzamiento, FHIR ha ido evolucionando constantemente, con la última versión (FHIR V4) lanzada en 2019. Su adopción ha ido creciendo de forma constante y, aunque todavía no está tan extendida como sus antiguas versiones, especialmente la V2, es claramente el camino a seguir, ya que es mucho más flexible y está preparada para el futuro.

 

Las ventajas sanitarias de utilizar FHIR

FHIR facilita enormemente el intercambio de información entre sistemas sanitarios. Cuando dos sistemas diferentes se integran con FHIR, compartir los datos de pacientes o de profesionales, las agendas, los resultados de las pruebas, etc., se convierte en algo rápido y eficaz. Esto se debe a que los recursos de FHIR son inmediatamente compatibles, gracias a la clara definición del estándar sobre cómo deben describirse y estructurarse dichos recursos. Además, todas las operaciones de intercambio de datos se realizan a través de simples peticiones y respuestas RESTful.

Aunque esto tiene implicaciones obvias desde la perspectiva de la gestión de datos, también es enormemente beneficioso para los pacientes. Una de las claves para lograr un manejo de pacientes eficaz es la calidad y disponibilidad de los datos. El intercambio eficiente y en tiempo real de buenos registros médicos e historiales de tratamiento entre equipos clínicos es fundamental para la calidad de la asistencia sanitaria. FHIR hace que este proceso de intercambio sea seguro y fácil, lo que mejora enormemente la experiencia del paciente.

En resumen, la ventaja más importante de FHIR reside en su promesa de interoperabilidad. Los distintos proveedores y organizaciones sanitarias dependen de sistemas diferentes, con una variedad de herramientas de software de terceros, así como de programas desarrollados por ellos mismos. FHIR está diseñado para simplificar enormemente la integración de estos diferentes escenarios en su ecosistema, haciendo que la interoperabilidad entre organizaciones sea más sencilla que nunca. Esto es extremadamente positivo desde una perspectiva basada en el valor, ya que se puede ahorrar una gran cantidad de tiempo y costes, pero al mismo tiempo tiene un impacto positivo directo en la vida de los pacientes.

 

Adoptando FHIR en Tucuvi

En Tucuvi, hemos construido una API FHIR desde cero, completa con las herramientas necesarias para tratar todas las posibles solicitudes y respuestas. También hemos trabajado duro en la asignación de todos nuestros recursos existentes a su representación FHIR apropiada. Así, ahora estamos preparados para recibir y enviar datos cruciales a nuestros clientes en un formato totalmente compatible con FHIR.

Esto se suma en gran medida a nuestras actuales capacidades de interoperabilidad de servicios sanitarios, permitiendo a los equipos médicos gestionar sus datos con plenas garantías de compatibilidad, rapidez y seguridad gracias a las diferentes soluciones que ofrecemos. Nuestro objetivo siempre ha sido proporcionar a los profesionales sanitarios las herramientas y soluciones que necesitan para poder ofrecer la máxima calidad de atención a sus pacientes. Para ello, nos esforzamos en aprovechar los últimos avances tecnológicos, siendo la integración de FHIR un paso definitivo.

 

Más información

A continuación, dejamos algunas lecturas interesantes para ampliar la información:

 

Implementing a FHIR healthcare API

There is no doubt whether FHIR will stay relevant. Some observations regarding this standard and it’s implementation.

 

FHIR Interoperability Basics: 4 Things to Know

The Fast Healthcare Interoperability Resource (FHIR) standard aims to improve data exchange, but how does it work and what does it mean for the future of health data interoperability?

 

FHIR Takes Off as ONC Teases Upcoming Data Blocking Definitions

How FHIR is taking hold as the industry eagerly awaits the ONC’s proposals to tackle data blocking and other interoperability concerns.